Nuestros platos

Conoce la Ermita

La Ermita de la Candelaria es una antigua ermita del siglo XV recuperada que se encuentra en el Casco Histórico y que cuenta con tres naves. El inmueble, con sus pilares ochavados de ladrillo, sus colores suaves y esas vistas tan bonitas al patio, irradia serenidad y calma, lo que hace que sea un lugar para detenerse, relajarse y disfrutar con los cincos sentidos.

La Candelaria apuesta por un toque de distinción en la decoración y muestra un fuerte compromiso por los productos de la tierra y de temporada.

Además, la casa cuenta con diferentes comedores privados para celebraciones familiares o de empresa.

Esencia de la Ermita

En la Ermita de la Candelaria Restaurante, queremos mostrarle un lugar de Córdoba con historia, donde pretendemos ofrecerles una cocina de siempre, comprometida con los productos de nuestra tierra, y por supuesto, sin renunciar a nuestros tiempos.

Lo hacemos por convicción, porque creemos en la calidad de los productos de nuestras Sierras, de la Campiña, de las ricas huertas del Genil y del Guadalquivir, y sin duda, de nuestros olivares y viñedos de Montilla Moriles, que cuando conviven en las tierras albarizas del sur de la provincia, nos parecen que conforman un paisaje único y mágico.

Además, nos sentimos orgullosos del legado de nuestros mayores, especialmente de la cocina de nuestras madres y abuelas, quienes nos educaron el paladar y los sentidos desde niños.

Cuando se habla de la cocina de Córdoba, inmediatamente recordamos a D. Miguel Salcedo Hierro, por su paciente y extraordinaria labor de recopilación del rico recetario de la cocina popular de las casas de Córdoba.

Como restaurante, pretendemos ser discípulos de “santuarios” que conocimos por los comentarios de nuestras familias, quienes nos hablaban de las míticas comidas a primeros del siglo XX en casas como Miguel Gómez, Ángel Bruzo o la Repostería del Mercantil.

Más tarde, acercándose al final del Siglo XX y bajo el liderazgo de D. José García Marín, Pepe el del Caballo Rojo y una generación de grandísimos profesionales, consiguieron que Córdoba alcanzara un auge indiscutible en la restauración del Sur de España.

Las Camachas de Montilla, El Churrasco, Picnic, Ciro’s y Almudaina, Costasur, Óscar y Astoria “Casa Matía”, fueron y son ejemplos del buen hacer de nuestras cocina.

A todos ellos nuestros reconomiento y gratitud, y ahora esperamos que le hagamos disfrutar de estos platos…

La Ermita fue hospital

El día 20 de Noviembre de 1416 otorgaba su testamento ante Miguel Sánchez, Aldonza Martín, mujer que fue de Simón Pérez. Y, por él, instituía como único heredero a Diego Rodríguez, imponiéndole la condición de que en las casas que eran su morada, sitas en la calle del Baño, frente a la de la Rosa, se fundase un hospital con el título y bajo advocación de Santa María de la Candelaria. Instituyéndose enseguida una Cofradía para atender a las necesidades que lleva consigo la Fundación del Hospital.

Esta Cofradía se dio a sí misma unas reglas en 1487, en cuyo capítulo XX se manda: ” Que tengamos en la casa de  Sta. María Candelaria mujeres pobres, viudas y honestas que nos puedan pagar el alquiler de casa, y por ser pobres las enterremos así como pobres, y que cada mujer de las more por si, y esto por la paz dellas y que las enterremos con todos los Cofrades y con las Candelas encendidas de la Cofradía y con el paso de seda de la Cofradía…”

Comedores

Ermita de la Candelaria

Sin duda el comedor más especial de la casa y el de mayor capacidad. Antigua Ermita que data del siglo XV situada en la planta baja de la casa que, con sus pilares ochavados de ladrillo, sus colores suaves y esas vistas al patio, irradia serenidad y calma.

Las Palmas

Sin duda el comedor más especial de la casa y el de mayor capacidad. Antigua Ermita que data del siglo XV situada en la planta baja de la casa que, con sus pilares ochavados de ladrillo, sus colores suaves y esas vistas al patio, irradia serenidad y calma.

El Patio

Justo frente a la barra del restaurante se encuentra este patio que aporta luz a nuestra virgen situada en la sala principal de la Ermita. Las paredes revestidas de yedra aportan frescura a este espacio perfecto para tomarse un aperitivo antes de comer o celebrar un cóctel para máximo 30 personas en pie.

Santiago

Sala Santiago 1

Subiendo las escaleras a la izquierda nos encontramos con el comedor que lleva el nombre de Santiago. La capacidad máxima del mismo es de 23 comensales en mesa.

Biblioteca

Sofía

Situado en la planta alta de la casa se encuentra el comedor que lleva el nombre de Biblioteca por ser precisamente la biblioteca de la antigua casa familiar.

Espacio con dos alturas, estupendo para organizar celebraciones en las que los niños tenga su propio espacio dentro de la misma sala, pero a diferente nivel.

La capacidad máxima es de 35 comensales en mesa.

Coqueto y acogedor comedor situado en la planta alta de la casa, ideal para celebraciones pequeñas de máximo 6-8 comensales en mesa.

El despacho

Pequeño comedor situado en la plata alta y conectado con la terraza de la casa. Tiene una capacidad máxima de 8-10 comensales en mesa.

Espacios de exterior

Jardín

Terraza

Amplio y luminoso jardín ideal para celebraciones tipo cóctel de máximo 90-95 comensales en pie.

Luz y color es lo que caracterizan a este jardín cuidado expresamente por la dueña de la casa.

En la planta alta se sitúa la terraza con unas bonitas vistas que permiten ubicar a la Iglesia de San Francisco y San Eulogio y contemplar la belleza de los tejados del barrio de la Axerquía.

En la terraza puede organizarse cenas de hasta 16 comensales en mesa y 28 en pie.